¡Tu siempre tienes razón!

Alguien a quien amo dice que “Es de bien nacido ser agradecido”

Cuando elevas una oración de petición, cuando pides al universo que te conceda tal o cual cosa, estás dejando claro que lo pides porque no lo tienes, ¿Suena lógico?. Al pedir envías una señal energética de carencia, aunque ésta no sea tu intención.

Déjame expresarlo más claro: ¡Entre más pidas, menos tendrás!. Si tu dijeras “Por favor concédeme un aumento de sueldo” es una frase que de fondo significa que no tienes suficiente dinero y que además no estás satisfecho con tu trabajo o por lo menos el sueldo que tienes, y como para el universo “Tu siempre tienes razón”, entonces esa declaración de NO SATISFACCIÓN seguirá por siempre y entre más lo repitas más se reafirma.

En cambio, al agradecer, emanas una energía de seguridad de que eso que deseas ya sucedió, cuando agradeces, estás afirmando que ya lo tienes, es decir, te conviertes en el creador de eso que estás agradeciendo, si expresas frases como:”Gracias por el magnífico sueldo que recibo por hacer el trabajo que tanto disfruto” estás decretando que ya disfrutas de ese salario y como para el universo “Tu siempre tienes razón” entonces empieza a suceder.

Es muy importante que seas consciente de merecer todo, ya que si no lo crees, es muy difícil atraer cosas positivas porque tu mente interfiere en el proceso de agradecmiento, no pienses en el cómo sucederá o que es difícil que se te otorgue algo que para ti es importante, solo ¡Dalo por hecho!

Míralo con ojos humanos, si tu haces un favor y la persona beneficiada te dice “Gracias”, a ti te queda la intención de volverle a ayudar en cuanto te lo pida, pero si a quien ayudas no se muestra agradecido, a ti no te quedan ganas de hacer algo en su favor otra vez.

Por eso ¡Entre más agradeces, más tienes! porque te vuelves un imán de bendiciones espirituales y materiales.

Ahora bien, no basta con decir “Gracias” a cada momento sin sentido, esta declaración debe ser con sentimientos de agradecimiento profundos y sinceros para que se manifieste el resultado.

Agradece por los amigos, por la pareja, por los hijos, sin juzgar si se comportan como tu quisieras o no, agradece la comida, los maestros y sus enseñanzas,  agradece las experiencias, la paz en tu alma y tus bolsillos llenos de dinero.

“¡Gracias por la bella familia que poseo!”;

“¡Gracias por la perfecta salud de la que gozo!”;

“¡Gracias por mi pareja que me ama y está siempre a mi lado!”;

“¡Gracias por mi vida perfecta!”.

¡Siéntelo ya sucediendo!, ¡visualízalo como si fuera una película!

Agradece a cada paso porque “Es de bien nacido ser agradecido”

¡Gracias por estar en mi vida!

Comparte conocimiento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies