5 Cristales para purificar

Uno de los métodos más simples para purificar los espacios es utilizar los poderes energéticos de piedras y cristales, es muy sencillo conseguirlos y hasta funcionan como elementos decorativos.

 

Es importante manifestar la intención ale colocarlos, es decir, si es para absorber la energía excesiva que transita por un negocio entonces al colocarlo cerca de la puerta visualizamos lo que deseamos o bien, si es para armonizar un espacio donde se suelen dar peleas y discusiones, entonces pensaremos en el bienestar de las personas que habitan en ese lugar.


Te voy a recomendar 5 cristales y sus diversas propiedades para que puedas elegir el que más te convenga.

Aguamarina:

Facilita la auto expresión y la comunicación, provee claridad mental, paz y calma, desbloquea tensiones en el cuerpo, da tranquilidad contra la irritabilidad además de promover la tolerancia y la toma de responsabilidad por nuestras propias accione. Rompe patrones derrotistas, aclara la comunicación bloqueada, favorece la autoexpresión y es maravillosa para meditar.

Ágata:

Promueve la autoestima y el coraje, ayuda al equilibrio físico y mental, proporciona auto confianza y es buena para los sistemas digestivo y circulatorio. Ayuda a centrar y estabilizar la energía física,equilibra el yin y el yang, provee una sensación de seguridad,  transforma la energía negativa en positiva, aleja el miedo y protege de las enfermedades. Nos da valor para enfrentar obstáculos y nos da larga vida y prosperidad.

Cuarzo cristalino:

Irradian energías armonizantes al medio ambiente y nos protegen de las vibraciones negativas, limpian los entornos de rencor o resentimiento, ayudan a limpiar los espacios donde transita mucha gente. Se usan para sanar, meditar, programar, transformar y proteger. Detecta y elimina bloqueos energéticos removiendo las frecuencias negativas, atrae y transmite buena energía. Favorece la comunicación y la concentración, es un poderoso protector personal proporciona equilibrio y activa la mente positiva.

 

Ámbar:

Favorece la limpieza del entorno y los chackras, absorbe las energías negativas y vincula nuestro yo con el ser espiritual, motiva, estimula el intelecto,  despeja la depresión, favorece un estado mental positivo y la expresión creativa, aporta equilibrio y paciencia, ayuda en la toma de decisiones. Benéfico para la memoria, absorbe el dolor y permite al cuerpo equilibrarse y curarse.

Ónix:

Equilibra las polaridades masculinas y femeninas fortalece los huesos y evita la preocupación desmedida, ayuda para la auto aceptación, sinceridad y relajación. Corrige la competitividad excesiva, la indecisión, ansiedad, hiperactividad y la hipocondría. Da sabiduría, regala alegría, simpatía y encanto personal, disipa el mal humor y da paso a la tranquilidad. Calma el nerviosismo y relaja las tensiones, ayuda a pensar objetivamente y destruye la melancolía y la depresión.

 

Deja fluir tu intuición y haz uso de los cristales para mejorar tus ambientes.

Comparte conocimiento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies